IRPF 2015: LOS RENDIMIENTOS DEL TRABAJO

¿Qué son rendimientos del trabajo?

 

Los rendimientos del trabajo se definen en el artículo 17.1 y 2 y se regulan del artículo 17 al 20 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (en adelante Ley).

Así, el artículo 17 establece que serán aquellas contraprestaciones o utilidades, cualquiera que sea su denominación o naturaleza, dinerario o en especie, que deriven, directa o indirectamente, del trabajo personal, relación laboral o estatutaria.

En particular, se considerarán, entre otros, los sueldos y salarios, las prestaciones por desempleo, los gastos de representación, las dietas y gastos de viaje o las contribuciones a planes de pensiones realizadas por el promotor.

El apartado 2 establece además una expresa disposición de lo que deban entenderse también como rendimientos del trabajo, como, entre otras, las prestaciones derivadas de los sistemas de previsión social, las cantidades abonadas por razón de su cargo a diputados y senadores, los derivados de impartir cursos, conferencias o seminarios, o las pensiones compensatorias.

Cuidado con las prestaciones gratuitas de la empresa

 

Efectivamente, constituyen rendimientos del trabajo en especie la utilización, consumo u obtención para fines particulares de bienes, derechos o servicios gratuitamente o por precio inferior al de mercado, que se valorarán por su valor de mercado. No obstante, existen reglas especiales de valoración para según qué bienes se trate, tales como el uso de una vivienda,  de automóviles o incluso préstamos de la propia empresa al trabajador cuando conciertan un tipo de interés inferior al lega del dinero .

Valoración de Vivienda:

Si la vivienda utilizada es propiedad del pagador, la valoración se efectuará por el importe que resulte de aplicar el porcentaje del 10 por 100 sobre el valor catastral de la vivienda.

No obstante, en el caso de inmuebles localizados en municipios en los que los valores catastrales hayan sido revisados o modificados, o determinados mediante un procedimiento de valoración colectiva de carácter general, y hayan entrado en vigor en el período impositivo o en el plazo de los diez períodos impositivos anteriores (antes eran los revisados a partir de 1 de enero de 1994), el porcentaje aplicable sobre el valor catastral será del 5 por 100 ( La valoración resultante de la retribución en especie correspondiente a la utilización de vivienda que sea propiedad del pagador, no podrá exceder del 10 por 100 de las restantes contraprestaciones del trabajo)

En cambio, si la vivienda utilizada no es propiedad del pagador  la retribución se valorará  por el coste para el pagador de la vivienda, incluidos los tributos que graven la operación, sin que esta valoración pueda ser inferior a la que hubiera correspondido de haberse aplicado la regla anterior prevista para las viviendas propiedad del pagador, es decir, el 10 ó el 5 por 100 sobre el valor catastral de la vivienda.

Valoración Automóviles:

Cuando se trate de entrega, se valorará por el coste de adquisición para el empresario (IVA incluido).

Pero si el supuesto es de utilización, el valor será del 20 por 100 anual del coste. Y si el vehículo no es propiedad del pagador, el 20 por 100 se aplicará sobre el valor de mercado que correspondería al vehículo si éste fuera nuevo.

Hay que advertir además que el ingreso a cuenta (el pago a cuenta que debe hacer el empresario para ingresar en el erario público), en cuanto no se haya repercutido al trabajador, dicho importe se añade al que resulte de la valoración en especie.

¿Qué reducciones existen sobre estos rendimientos?

 

Sobre el rendimiento íntegro cabe una reducción del 30% cuando exista rendimientos con un período de generación superior a dos años (indemnización por despido de un trabajador que ha permanecido más de dos años en la empresa) o bien, obtenidos de manera notoriamente irregular (indemnización de la seguridad social por lesiones no invalidante por ejemplo) en el tiempo y además, que en el plazo de los cinco períodos anteriores el contribuyente no hubiera percibido rendimientos generados en más de dos años y hubiera aplicado la reducción.

Aunque existe una excepción al requisito de obtenerlo en un mismo período impositivo cuando se trata de la extinción de una relación laboral común o especial, en el caso de que se cobren de forma fraccionada, será aplicable la reducción del 30 por 100 cuando el cociente resultante de dividir el número de años de generación, entre el número de períodos impositivos de fraccionamiento, sea superior a dos y, por otra parte, puede aplicar la reducción aunque en el plazo de los cinco períodos impositivos anteriores, el contribuyente hubiera obtenido otros rendimientos con período de generación superior a dos años, a los que hubiera aplicado la reducción prevista en este apartado.

Esta reducción tiene un límite anual conjunto de 300.000 euros.

¿Qué gastos son deducibles sobre el rendimiento neto?

 

El artículo 19 es el que se dedica a enumerar los conceptos por los que el contribuyente podrá deducirse del rendimiento íntegro, que a continuación expondremos:

  1. Las cotizaciones a la Seguridad Social o a mutualidades generales obligatorias de funcionarios.
  1. Las detracciones por derechos pasivos.
  1. Cotizaciones a los colegios de huérfanos o Instituciones similares.
  1. Las cuotas satisfechas a sindicatos
  1. Cuotas satisfechas a colegios profesionales. Será gasto deducible cuando la colegiación tenga carácter obligatorio para el desempeño del trabajo, en la parte que corresponda a los fines esenciales de estas instituciones, y con el límite de 500 euros anuales.
  1. Los gastos de defensa jurídica derivados directamente de litigios suscitados en la relación del contribuyente con la persona de la que recibe los rendimientos.
  1. f) En concepto de otros gastos distintos de los anteriores, 2.000 euros anuales.

Tratándose de contribuyentes desempleados inscritos en la oficina de empleo que acepten un puesto de trabajo que exija el traslado de su residencia habitual a un nuevo municipio, en las condiciones que reglamentariamente se determinen, se incrementará dicha cuantía, en el periodo impositivo en el que se produzca el cambio de residencia y en el siguiente, en 2.000 euros anuales adicionales.

Tratándose de personas con discapacidad que obtengan rendimientos del trabajo como trabajadores activos, se incrementará dicha cuantía en 3.500 euros anuales. Dicho incremento será de 7.750 euros anuales, para las personas con discapacidad que siendo trabajadores activos acrediten necesitar ayuda de terceras personas o movilidad reducida, o un grado de discapacidad igual o superior al 65 por ciento.

Y además…

 

Existen unas reducciones de carácter general que se obtienen por el simple hecho de obtener rendimientos del trabajo, con los, eso sí, siguientes límites:

Los contribuyentes con rendimientos netos del trabajo inferiores a 14.450 euros siempre que no tengan rentas, excluidas las exentas, distintas de las del trabajo superiores a 6.500 euros, minorarán el rendimiento neto del trabajo en las siguientes cuantías:

  1. a) Contribuyentes con rendimientos netos del trabajo iguales o inferiores a 11.250 euros: 700 euros anuales.
  1. b) Contribuyentes con rendimientos netos del trabajo comprendidos entre 11.250 y 14.450 euros: 700 euros menos el resultado de multiplicar por 1,15625 la diferencia entre el rendimiento del trabajo y 11.250 euros anuales.

 

Estos son los aspectos más destacables de la regulación dada a los rendimientos del trabajo en la ley, sin perjuicio de las particularidades existentes en muchos de sus elementos que no cabría aquí abordar por su amplitud.

La siguiente entrada la dedicaremos a los rendimientos del capital inmobiliario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>